(Febrero 2017)

LA MONTAÑA

(pojado)

 La montaña es ella. El río es él. Ella es nublada, de llovizna contra el oscuro de los árboles a lo lejos. La montaña tiene aires. El río no es acá.

La llegada al lugar de montaña es de noche, pero puedo intuir el entorno en la memoria de un lugar. Agasajo de los anfitriones, agasaja la naturaleza. Una residencia. Nunca residí así, adrede, pojado. Residir en la intención, sostenerla. Insistir en observarse.

Aquí hay una biblioteca, como de sueños de papel. En realidad, dos bibliotecas en una. Aquella y esta. Una biblioteca de sueños y otra de papel.

Ésta tiene infinitos libros, todos lo soñados y los nunca imaginados. Ni bien me levanto en lo temprano de la bruma, entro en ella. Hay penumbra en baja o es la llovizna que está en alza.

Descienden dos libros, de los que están en lo alto, la C, y la G.

Comienzo con la C. He leído algunos de sus textos,  pero poco he visto de su trabajo. Un espejo, palabras frases, y el lenguaje. Hay un tríptico contenido en una foto, se compone de un dibujo, una pintura y una escultura. Algo de la luz sobre el papel pasa de la línea del dibujo a la pintura contigua, y luego ella es como si se volviera sombra, para contagiar el volumen monolítico que le sigue. Y la foto atestigua que la luz es real. Una luz, varios trazos, distintas sombras.

Afuera el nublado es opaco, espeso y parejo. Pero se mueve. Se nota el movimiento en la punta de la montañita al fondo. Allí una pequeña porción de nubes se interpone ante la cresta y deja verse pasar, impelida de viento suave, jalada.

El nublado es tan espeso que la luz no tiene dirección. Está perdida, no sabe de donde viene. Podría decirse que de arriba, pero como todo es visto a lo lejos, luce chato, como el papel de la pintura. Y aunque no es un dibujo, hay líneas, sobre todo las ramas de los árboles, algunas muy definidas, otras enbrumadas. El volumen está en el aire, entre el aquí y la distancia que se aleja.

¿Y si todo esto fuera una foto?, no se verían las nubes pasar.

Sólo estar, residir.

 

Residencia D/C, Febrero 2017

Rodrigo Fierro

 

sensoramesalluviafoto-afoto-bfoto-c