en colaboración con: PRINCE CLAUS FUND (Holanda) + CCEC (Córdoba) + CEC/G (Guatemala) y los artistas que participaron.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

VER VIDEO

 “Phronesis Criolla (Residencia La Perla)” se desarrolló desde el 23 de Mayo al 23 de Julio de 2011, la modalidad de trabajo fue recibir a los invitados extranjeros en diferentes fechas (de 10 a 15 días cada uno, algunos llegaron a quedarse un mes) en las que pudieron interactuar en un grupo pequeño que coincidía en estadía (los artistas locales también fueron rotando en este tiempo su permanencia y desarrollo de trabajo en La Perla). Hubo un total de 27 participantes activos (contando como uno al Colectivo “Hilando las Sierras” integrado por una de las 7 mujeres). La propuesta funcionó por suma de colaboraciones entre los participantes desde que les enviamos la invitación, cada uno se consiguió su traslado, muchos de ellos obtuvieron de sus países el pasaje aéreo sólo con una invitación que les enviamos. Una vez llegados a Córdoba les dimos una cantidad de dinero fijada previamente para su producción y gastos personales (esto, básicamente, es lo que cubrió PCF).

En reuniones previas al inicio de la residencia con el equipo estable del Espacio de Memoria La Perla, acordamos que el tiempo adecuado para estar en el “Espacio de memoria” era de un máximo de cuatro horas recomendado por ellos, quienes trabajan en dos turnos para no superar este lapso psicológico ideal que protege a las personas de afectarse negativamente. Para aprovechar el tiempo de estadía optamos por hacer un trabajo también fuera del sitio, en el lugar de la residencia de hospedaje, allí nos reuníamos para compartir los procesos de trabajo y poder dialogar en un espacio neutral: en la fundación Pluja, donde fueron alojados los invitados extranjeros, situada en la ciudad de Unquillo, de allí a la ciudad de Malagueño, donde está ubicado el Ex-CCD La Perla, hay una distancia de unos 40 kilómetros. Generalmente almorzábamos en el Espacio con el personal permanente, ya que hacíamos nuestras cuatro horas en medio de la hora de los recambios, así lográbamos ver y charlar con casi todos. Al terminar nuestra jornada, muchas veces teníamos programa por la tarde para ir a la ciudad, visitar museos y los otros Sitios de Memoria en los que ya habíamos trabajado antes, o continuábamos el trabajo en el espacio de Pluja.

Personalmente creo que esta experiencia fue y es compleja (como expresó Rosina Cazali: “es probable que al residencia comience realmente cuando cada uno regrese a casa y se enfrente con realidades similares en su lugar presente…”). Compartimos una diversidad de miradas y maneras de permanecer en un lugar como La Perla y pensamos en cuántos lugares e historias similares tenemos hoy.

Graciela De Oliveira (coordinadora)

Río Ceballos, Córdoba, agosto 2011

(La Perla)

El Ex Centro Clandestino de Detención “La Perla” fue un espacio de horror durante la última dictadura militar en Argentina, un espacio al que jamás pensé que volvería tantas veces como lo hicimos este año con el proyecto Demolición Construcción.

Al Sitio de Memoria “La Perla” lo veo como un monumento del Horror de nuestro pasado reciente, pero a la vez como un espacio de construcción de memorias, un lugar para ser visitado por los familiares de desaparecidos y también por miles de personas para otras actividades, como por ejemplo, ver a Liliana Felipe (1) cantar. Es un lugar al cual si me gustaría volver con ideas propositivas desde el campo del arte para seguir pensando en este proceso de construcción de memorias que estamos viviendo en nuestro país y que vivo personalmente cada día.

Hay en “La Perla” una situación de dolor que me agobia, pero también hay una transformación de ese dolor en acciones concretas palpables, visibles, que me gustan. Principalmente me gusta la cantidad de escuelas que vi visitando el lugar, hace años se me hacía imposible vislumbrar la idea de que los maestros hablaran sobre la dictadura en la escuela, que se hablara en los colegios de la militancia y menos aún que los alumnos visitaran un Ex Centro Clandestino de Detención. Esta actividad, la de las visitas guiadas en el Ex CCD, me resulta interesante ya que los niños y jóvenes son transmisores de esa información en sus hogares, lo cual puede permitir un  debate y conversación en el núcleo familiar. Es muy gratificante saber que muchas veces esos alumnos regresan a éste y los otros sitios de memoria con sus familias.

(La Residencia)

Las actividades de “Phronesis Criolla” comenzaron con anterioridad en otros actuales sitios de memoria como el “Archivo Provincial de la Memoria”, en el “Campo de la Ribera” y “Casa de Hidráulica”. Pero es en “La Perla” donde creo que hemos podido realizar un proyecto más integral, realmente interdisciplinario en el cual no solo creamos un espacio para el diálogo sobre el arte, derechos humanos, dictadura y los sitios de memoria, sino actividades de otra índole como encuentros culinarios, charlas informales, etc. Que nos permitieron establecer otras discusiones, conversaciones, redes y nuevas amistades.

(Conclusión)

Phronesis Criolla generó un espacio de diálogo del cual podremos ser conscientes gracias a los informes que todos lo participantes están realizando, y con las obras o presentaciones que se fueron sucediendo durante el transcurso de la residencia y luego de ella, una publicación a modo de memoria podrá dejar por sentado esta diversa y abierta experiencia mediante textos, imágenes y videos que la compongan.

Esta red de la que formamos parte, que no tiene nombre, siempre será visible cuando nuestros proyectos la activen, cuando nos valgamos de ella para seguir potenciando el diálogo entre nuestros proyectos, países, ideas y amistad.

Me resulta complicado poder explicar en un texto la diversidad de actividades realizadas en Phronesis Criolla, pero la unión de las voces de todos sus participantes están en este informe, que dan cuenta de las lecturas del proyecto, de su complejidad y de cómo vivió cada uno la experiencia.

Soledad Sánchez Goldar (coordinadora)

Agradecimientos a:

ESPACIO DE MEMORIA “LA PERLA” que nos destinó una oficina propia para la residencia en su mismo sector de trabajo y el auditorio para las presentaciones de los residentes que fueron abiertas al público. Agradecemos a la gente que trabaja en el Espacio que fue tan amable y abierta a compartir información y ayudarnos en todo. Es admirable lo que allí están haciendo.

LUIS CAMNITZER por su visita a Córdoba, su aporte de opinión y por la confianza al concedernos el uso como dispositivo de comunicación de su pieza “Memorial”, exhibida en los Espacios de Memoria: Archivo Provincial de la Memoria, Sitio de Memoria Campo de la Ribera y Espacio para la Memoria La Perla, expuestas al momento que funcionó la residencia y dio valioso contexto a nuestro tema de reflexión: relación entre arte, Derechos Humanos y sociedad.

PRINCE CLAUS FUND por su valioso aporte que tomamos con la mayor responsabilidad y nos permitió convocar a un grupo mayor, generando la sensibilidad de las otras instituciones que sumaron su aporte y facilitaron el encuentro y la participación de todos los actores que aportaron en este debate tan necesario. Un honor y una oportunidad única, esperamos que nuestro trabajo cubra las expectativas puestas en nuestro proyecto y continuar con su colaboración.

CCE GUATEMALA que consiguieron los pasajes aéreos para los invitados de su país: permitiendo la participación en la residencia del Proyecto Comalapa, con quienes ya concretamos un primer intercambio aquí y un segundo en Guatemala: para lograr un complemento de pasar de reflexionar del espacio destinado a la muerte a un espacio dinámico, un pueblo vivo en el presente que resiste para sostenerse en pie como cultura, sobreviviente de masacres y opresiones y aún ante la amenaza de intereses políticos, económicos e ideológicos de colonización. ¿Cómo se unen estas experiencias y qué podemos aportar como proyecto que intenta mediar, construir nuevos “entre dos” para comunicar actores aislados en nuestras construcciones realizadas con tanto esfuerzo?

CCE CÓRDOBA que abrieron una convocatoria para invitar a un artista español al que le otorgaron fondos para producción de obra en el marco de la Residencia en La Perla (lamentablemente no hubo tiempo de conseguir el traslado y su participación en el lugar, pero con la información que logró recabar por Internet y comunicación con los participantes logró hacerse presente. También colaboraron para la participación de artistas locales de “Phronesis Criolla (encuentro interdisciplinar)”. Y para el traslado aéreo de la curadora Rosina Cazali quien participó como residente en el Sitio de Memoria La Perla y dio el taller “Inmonumental” como apoyo teórico y crítico al proyecto general.

FUNDACION PLUJA por el alojamiento de los invitados extranjeros, con un mínimo costo de mantenimiento. En este espacio se desarrolló un taller de Performance a cargo de la residente Aidana María Rico (artista e investigadora venezolana). También hicimos allí encuentros entre los artistas locales y los extranjeros y reuniones para conocer gastronomía típica de cada país.

MUSEO LINO SPILIMBERGO por el espacio para exponer obras de invitados y lo realizado en procesos anteriores de “Phronesis Criolla”, ayudó a vincularnos con la sociedad de Unquillo y facilitó a que la población conociera a los residentes y la trayectoria de nuestro proyecto.

GERARDO MOSQUERA por su asesoramiento y confianza desde nuestros inicios. Por su mirada liberada y crítica, por conectarnos con personas para invitar y vincularnos con otros dentro y fuera de los límites del sentirnos latinoamericanos, con el espacio artístico como lugar donde cabe todo lo humano.

SOLEDAD SANCHEZ GOLDAR por aceptar el desafío de coordinar “Phronesis Criolla”, entendiendo lo que significa para ella poner su cuerpo (como parte de su cuerpo familiar desaparecido)

LUIS GONZALEZ PALMA por sus sugerencias, material teórico y su participación en las presentaciones.

ROSA NOTO, sobreviviente de La Perla, de la dictadura y de sí misma, con todo mi cariño y respeto.

Se realizaron dos Talleres durante la Residencia:

“INMONUMENTAL”. Rosina Cazali en CCEC

Taller de PERFORMANCE. Aidana Rico Chávez en PLUJA

Comunicación hacia afuera:

Entrevista realizada a D/C en La Perla por Arlan Londoño, colombiano residente en Canadá, donde forma parte del colectivo E-fagia (http://www.e-fagia.org)

Entrevista realizada por equipo de comunicación de Espacio para la Memoria La Perla

Una nota publicada por Rosina Cazali en la columna de “El Periódico de Guatemala”


Informe-01-02Proyectos-09